Descanso en famili

En muchas ocasiones, la opción de visitar un balneario como lugar de vacaciones se desvanece debido a los niños. Pues bien hay balnearios en el que esto no es un problema ya que preparan sus propios circuitos y actividades para que también puedan disfrutar los más pequeños de la casa.

Es el ejemplo del Balneario Sicilia. Se encuentra en el municipio de Jaraba, en la provincia de Zaragoza. Aquí incluyen un recorrido de 50 minutos en el que visitarán las piscinas y las saunas. Los monitores les explicarán sus propiedades a través de distintos juegos para que los niños no se aburran con explicaciones científicas. Quieren pasarlo bien, no ir a una clase de colegio.

No solo visitan las piscinas, también reciben tratamientos.  El primero de ellos, el respiratorio. Está orientado a aquellas personas con problemas de asma, alergia o con dificultades a la hora de respirar debido a distintas patologías.

Balneario Sicilia

El otro tratamiento son los masajes. Estos tendrán lugar en familia. El encargado de realizarle irá explicando cómo se está haciendo. De esta manera, los padres pueden aprenderlo y hacer uno en casa siempre y cuando se desee.

Si los niños son reacios a realizar este tipo de actividades, tampoco hay problemas. El balneario dispone de una ludoteca para niños mayores de tres años. Abre a las 11 de la mañana y cuenta con numerosos juegos. Además, allí se realizan talleres, se cuentan cuentos y se realizan distintas actividades deportivas.

Tras un día agotador tanto para los padres como para los más pequeños, el balneario dispone del lugar ideal para terminar el día en familia. Se trata de un cine en el que se proyectan todo tipo de películas. Es gratuito y está abierto a partir de las 20:00.

Si tienes miedo de viajar a un balneario con tus hijos, este es el lugar ideal. Descanso y diversión para toda la familia.

Los niños también se relajan

Son muchas las parejas que al visitar un balneario dejan a los niños con sus abuelos o con unos amigos para poder descansar tranquilamente. Otros no se los llevan porque, dicen, no tienen donde dejarles cuando ellos se están dando un masaje o bañándose en las aguas termales.

Pues bien, este “problema” ya tiene solución. Sobre todo, porque los niños, por muy nerviosos e inquietos que sean, también necesitan un periodo de relax. Por ello, el Balneario Sicilia, en Jaraba, Zaragoza, se ha convertido en el primer recinto termal para niños.

Situado en privilegiado entorno, rodeado de naturaleza y a orillas del río Mesa, este Balneario ha creado el primer programa termal infantil. Este incluye el circuito del Jardín Termal, en el que aprenderán con juegos las propiedades de los manantiales, la Cámara de Sal y masajes relajantes que compartirán con sus padres.

Balneario para niños

Quizás el momento más especial para ellos sea este último. Durante 35 minutos y fisioterapeuta realiza un masaje con aceites aromáticos de forma cuidadosa a los niños ante la atenta mirada de los padres. La actividad consiste en que los progenitores aprendan la técnica para poder realizarlo en casa. Una divertida forma que les servirá en casa en caso de que los niños sean muy activos.

Sin duda, donde mejor lo pasan es en el Jardín Termal. Al menos, donde más relajados se encuentran. A la vez que juegan se relajan con las saunas de aromas, en la piscina de relajación, además, observan la naturaleza que les rodea, y comprueban lo baños de contraste, en el cual pasan del temor por estos cambios a la diversión en apenas unos minutos.

Por último, decir que la Cámara de Sal entra dentro del tratamiento respiratorio. Además, hay que señalar que es la primera que se instaló en un balneario de nuestro país. Aquí, los niños con problemas de asma y alergia se verán aliviados gracias a las pequeñas partículas de sal que flotan en esta sauna seca.

Por tanto, no lo dudes, y disfruta de un descanso en familia en el Balneario Sicilia.