El balneario más grande de Europa se encuentra en Andorra

Cuando organizamos un viaje a Andorra todos pensamos en la montaña, los Pirineos, esquiar y demás actividades de multi-aventura. El país vecino es sinónimo de diversión asegurada. Pero, también hay un espacio para el descanso. Un gran espacio deberíamos decir.

Y es que en Andorra se encuentra el balneario más grande de Europa, Caldea. Está situado en plenos Pirineos, en la ciudad del mismo nombre que el centro termal. Un lugar propicio para descansar después de una ajetreada jornada de montaña.

CALDEA

Construido en 1994, su estructura ya te indica la gigantesca dimensión de este balneario.  Un moderno lugar que podemos tardar más de media hora en ver solo por fuera. Lo que hay dentro ya es todo un paraíso. Si bien es cierto que ante tal dimensión y el gran número de escaleras que hay, al principio en lugar de relajarte incluso te estresas.

Está dividido en dos partes. La primera de ellas es el recorrido Termo lúdico. Aquí tenemos dos opciones. O coger un recorrido de tres horas o el de todo el día. Todo según las prisas que llevemos, aunque a un sitio así, mejor venir sin ninguna. Una vez aquí, todo tipo de tratamientos. Masajes, saunas, piscinas, jacuzzi, todo tipo de tratamientos…un paraíso.

Del agua cabe destacar dos cosas. La primera de todas es que hay tal diversidad de chorros, que hay uno específico para cada parte del cuerpo. La segunda es la belleza de las mismas. Cuenta con una piscina exterior que comunica con la interior. Tiene su propio agua y podemos bañarnos incluso si está nevando. La calidez de esta agua mezclada con el frío exterior provoca que se cree un vapor de agua muy bonito de ver, siendo esta imagen uno de sus principales atractivos debido a que es algo que solo ocurre en este centro termal. Además es una experiencia bañarte en agua caliente mientras te están cayendo copos de nieve.

La otra zona es el Centro Wellness. Aquí podemos encontrarnos restaurantes,  ver espectáculos y  un centro fitness para hacer actividades como spinning, aerobic, body pump o simplemente coger una bici y pedalear o hacer pesas.

Caldea también destaca por su higiene. Y es que antes de pasar por las aguas termales tienes que limpiarte todas las partes del cuerpo. Además, sin enterarte. Es un recorrido inicial en el que, cuando te quieres dar cuerpo, te has lavado por completo.

El único pero del balneario de Caldea es que no hay un hotel. Aunque también hay que decir que se trata de una estrategia turística de la zona, ya que si visitas el balneario, estás prácticamente obligado a dormir en otro centro hotelero de Caldea, beneficiando así a la economía del lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *