Caldea al milímetro: un recorrido de fábula

En el corazón de los Pirineos Andorranos se erige el balneario más grande de Europa: Caldea. Este centro destaca con personalidad propia por sus innumerables juegos de agua, hay un chorro prácticamente para cada parte del cuerpo y una temperatura que se ajusta a cada necesidad. Es un refugio ideal para escapar del estrés cotidiano, dejarse mimar y reequilibrar mente y cuerpo. ¿Entramos?

Demediterraning-1_J

El Espacio Termolúdico

Agua a presión, vapor, aire caliente o incluso hielo… En el Espacio Termolúdico el agua adquiere todas las formas posibles para permitirte emprender un viaje de sensaciones que estimula los sentidos más allá de lo imaginable.

En la zona de baños termales hallarás una gran laguna interior de agua caliente donde no faltan los jacuzzi, las tazas de hidromasaje y los cuellos de cisne. También máscaras de agua vaporizada para hidratar el rostro y pianos de agua para masajear los pies. Todo discurre entre cascadas, cuyo ligero rumor genera una sensación muy agradable.

Si prefieres tonificar el cuerpo, te aguardan los baños indo romanos, donde el agua pasa de los 36º C a los 14º C para producir un contraste de temperatura que se convierte en una verdadera gimnasia para los músculos. Como colofón, puedes terminar en la sala “Luz de Wood”, un espacio cargado de iones negativos que te ayudarán a relajarte y a combatir todos los efectos de la ionización positiva, como el cansancio, la irritabilidad, el insomnio y la depresión.

El Espacio Orígenes

Esta zona es casi una oda a la creatividad que te permitirá salir completamente regenerado. Puedes comenzar el recorrido en el baño azteca, una laguna por la que discurre una corriente de agua, rodeada de un exuberante jardín tropical que te hará olvidar que estás en Andorra.

Sin embargo, este espacio atesora más rincones con los cuales tentarte, como el baño de pomelos, una relajante piscina engastada en un jardín japonés, un baño perfecto para exfoliar y suavizar la piel. Y si quieres descansar sin que nadie te moleste, puedes tumbarte en camas de agua que transmiten la sensación de estar flotando.

Los sabores de Caldea

En Caldea se han propuesto estimular todos los sentidos, por lo que tampoco falta la ocasión de degustar los buenos platos de la cocina andorrana. En el restaurante Oasis podrás encontrar apetitosos bocadillos que te permitirán reponer fuerzas y en el restaurante Deimos hallarás una cocina más selecta y original, aunque siempre autóctona, en la que reinan las carnes de caza y los mariscos.

En el Bar Sírius se abre otro capítulo de esta aventura. Te bastará toma el ascensor y llegar hasta el último piso de Caldea, encontrarás un bar mirador donde degustar un aperitivo o beber unas copas mientras disfrutas de unas vistas espectaculares sobre el valle.

Los aspectos prácticos

En realidad, todos estos lujos están al alcance de la mano ya que las ofertas existentes son muy apetecibles, que pueden incluir desde la entrada al Espacio Termolúdico y un almuerzo hasta una entrada nocturna con cena. Además, puedes ahorrar mucho más con packs pensados para la ocasión especial.

Zestoa, balneario de la belle epoque

Zestoa

Fuente: Scribacchina

Cuenta la leyenda que en 1760 unos perros del Marqués de San Millán, que padecían sarna, se metieron en unas pozas de agua caliente en Zestoa y tras aquello se curaron de la enfermedad. Cierta o no la historia, desde hace muchos años se le atribuyen múltiples cualidades curativas a las aguas de la localidad guipuzcoana.

La casa de baños primigenia, origen del actual balneario, se construyó en 1804. La aristocracia europea comenzó a sentirse atraída por Zestoa, por lo que en 1893 abrió el gran hotel, edificio emblemático del complejo, que posee un incofundible estilo belle epoque. La popularidad fue tal que llegó a tener su propia estación de tren.

Las aguas del balneario provienen del manantial de San Ignacio, y al parecer tiene efectos beneficiosos para el aparato locomotor, el digestivo o la piel. En la actualidad cuenta con una variedad de tratamientos de salud, estética y, por supuesto, relax y antiestrés. Para ello tiene unas instalaciones remodeladas, con hidrogims, piscinas, baños y salas respiratorias.

Si quieres más informacción accede a la web del balneario de Zestoa.

El balneario más bello del mundo

Dicen que sobre gustos no hay nada escrito, pero hoy os voy a ofrecer mi particular visión del que considero que es el balneario más bonito del mundo. Se encuentra en la fría Islandia, y se le conoce como Laguna Azul (Blue Lagoon).

Sé que os estaréis preguntando por qué le considero así. Pues os diré que, lo primero de todo porque se trata de un balneario geotermal. Y ahora, supongo, otra pregunta, ¿qué es un balneario geotermal? Solo os diré que está situado al aire libre y dentro del campo de lava más reciente del país. Creo que con eso está todo dicho…

islandia

fuente: diario del viajero

El balneario se encuentra a tan solo 39 kilómetros de la capital, Reijkavik, y es uno de los puntos fuertes del turismo islandés. Y no es para menos. Imagínense la estampa de la que uno disfruta mientras uno está descanso y disfrutando de las propiedades termales de estas aguas. Rodeado de volcanes. Tocamos prácticamente las nubes.

Una de las cosas que más llaman la atención de este lugar es el color de sus aguas. No, no piensen que es verde o roja o algo por el estilo. Es azul, pero un azul muy intenso. En este balneario se rompe ese dicho de que el agua es incoloro (aunque a todos cuando nos bañemos nos parezcan azules, pero en este caso es real).

Otro de los aspectos que impresionan son las mezclas de las columnas de humo, procedentes del volcán, con los chorros de vapor. La sensación es increíble. Siento ser repetitivo, pero da la sensación de que te estuvieses bañando en medio de las nubes.

Y un último aspecto que le hace increíble. La temperatura del agua durante todo el año está cercana a los 40 grados. Esto hace que podamos visitar este balneario tanto en verano como en invierno. Es decir, que no tenemos que viajar a Islandia solamente para pasar frío.

Con cosas así, ya se imaginan porque es, en mi opinión, el balneario más bello del mundo. Eso sí, en este caso, la imaginación nunca llegará al punto de belleza que alcanza el lugar. Se lo aseguro. Al menos, eso es lo que  me ocurrió a mí. ¿Se animan a comprobarlo?

Yeste y sus propiedades curativas

Las aguas termales tienen unas propiedades curativas que provocan que hacia ellos se produzca una especia de “turismo milagroso” de personas que padecen, especialmente, enfermedades óseas. Y no es para menos. Son muchos que sienten un gran alivio al pisar las aguas de estos centros.

En Castilla la Mancha, en el municipio de albacetense de Yeste, se encuentra uno de esos lugares que no solo nos curan en salud, sino que también nos dan vida, hasta tal punto que algunos creen que conseguirían la inmortalidad de pasar allí todos los días de su vida. No es de extrañar por tanto que a estos conocidos Baños termales de Tus se les asocie la siguiente frase: “si estuviera en Tus, no me moriría”, frase asociadas al abad de Uclés. Parece exagerado, pero es que sus aguas tienen unas propiedades curativas excelentes.

banos-de-tus

De origen romano, la visita del arzobispo valenciano en época de Carlos V, Martín Pérez de Ayala, aumentó la fama de estas famosas aguas termales. Y es que el alto cargo eclesiástico vio allí una gran oportunidad de revitalizar lo que hemos llamado anteriormente “turismo milagroso”.

Os preguntaréis por qué el abad de Uclés dijo esta frase. Por desgracia no se lo podemos preguntar, ya que no pasó allí todos sus días, ya me entienden, pero les vamos a explicar todas las propiedades de sus aguas. Están consideradas como minero-medicinales, bicarbonatadas, con grandes porcentajes de iones sulfato, cloruradas y sódico-magnésicas. ¿Y qué significa esto? Pues que nos permite llevar a cabo una mejor recuperación de enfermedades como la ciática, el reuma, artrosis, lumbagos, enfermedades respiratorias o catarros, por nombrar solo algunas.

Por tanto, un lugar especial en el que curarse en plena naturaleza. Y es que hay que decirles que se encuentra en un entorno espectacular al encontrarse muy cerca del Parque Natural de la Sima y Calares del río Mundo. Es decir, qué mejor que recuperarse y, además, hacer turismo rural.

Imagen: Turismo Castilla la Mancha

Descanso en famili

En muchas ocasiones, la opción de visitar un balneario como lugar de vacaciones se desvanece debido a los niños. Pues bien hay balnearios en el que esto no es un problema ya que preparan sus propios circuitos y actividades para que también puedan disfrutar los más pequeños de la casa.

Es el ejemplo del Balneario Sicilia. Se encuentra en el municipio de Jaraba, en la provincia de Zaragoza. Aquí incluyen un recorrido de 50 minutos en el que visitarán las piscinas y las saunas. Los monitores les explicarán sus propiedades a través de distintos juegos para que los niños no se aburran con explicaciones científicas. Quieren pasarlo bien, no ir a una clase de colegio.

No solo visitan las piscinas, también reciben tratamientos.  El primero de ellos, el respiratorio. Está orientado a aquellas personas con problemas de asma, alergia o con dificultades a la hora de respirar debido a distintas patologías.

Balneario Sicilia

El otro tratamiento son los masajes. Estos tendrán lugar en familia. El encargado de realizarle irá explicando cómo se está haciendo. De esta manera, los padres pueden aprenderlo y hacer uno en casa siempre y cuando se desee.

Si los niños son reacios a realizar este tipo de actividades, tampoco hay problemas. El balneario dispone de una ludoteca para niños mayores de tres años. Abre a las 11 de la mañana y cuenta con numerosos juegos. Además, allí se realizan talleres, se cuentan cuentos y se realizan distintas actividades deportivas.

Tras un día agotador tanto para los padres como para los más pequeños, el balneario dispone del lugar ideal para terminar el día en familia. Se trata de un cine en el que se proyectan todo tipo de películas. Es gratuito y está abierto a partir de las 20:00.

Si tienes miedo de viajar a un balneario con tus hijos, este es el lugar ideal. Descanso y diversión para toda la familia.

Un paraíso en tierras gallegas

En Pontevedra, dentro del municipio de Mondariz, está el Balneario que recibe el mismo nombre que el pueblo. Es, sin duda, uno de los más famosos de nuestro país por su antigüedad, la calidad de sus aguas termales y sus instalaciones.

Cuenta con uno de los spas más grandes de España, el conocido como Palacio del Agua. Cuenta con más de 3.000 metros cuadrados y fue declarado el mejor de nuestro país en el pasado año 2012. Un lugar perfecto para relajarse y disfrutar con nuestra pareja dentro de este extraordinario establecimiento.

balneario mondariz

Aunque, sin duda, su punto fuerte son las aguas termales. Aquí se encuentran los mejores especialistas para realizarte todos los cuidados que desees. Todo tipo de tratamientos de salud, belleza, relajación, etc. Y todo ello envuelto en una magnífica música ambiental, ideal para el lugar en el que nos encontramos.

Dentro del balneario, podemos realizar distintos circuitos en función de nuestras necesidades. Si tu visita a Mondariz es larga, el  personal del balneario te organiza los circuitos para que todos los días trabajes cosas diferentes y no te quedes sin probar nada.

Además de disfrutar de las propiedades de sus aguas, el Balneario de Mondariz nos ofrece otras actividades lúdicas para pasar allí nuestro tiempo. Dispone de un gran campo de golf. En él nos ofrecen incluso monitores para los más inexpertos También nos ofertan rutas para visitar los lugares más emblemáticos del pequeño municipio así como de las localidades colindantes al balneario.

Hay que reseñar que es mucho más que un balneario. Cuenta con restaurantes de distinto tipo para que podamos comer con la familia, amigos o realizar una velada romántica. Además, organiza distintos eventos como despedidas, cumpleaños e incluso bodas.

Es decir, si estás pensando en casarte y aún no sabes dónde, todavía tienes la posibilidad de hacerlo en este paraíso gallego.

El balneario más grande de Europa se encuentra en Andorra

Cuando organizamos un viaje a Andorra todos pensamos en la montaña, los Pirineos, esquiar y demás actividades de multi-aventura. El país vecino es sinónimo de diversión asegurada. Pero, también hay un espacio para el descanso. Un gran espacio deberíamos decir.

Y es que en Andorra se encuentra el balneario más grande de Europa, Caldea. Está situado en plenos Pirineos, en la ciudad del mismo nombre que el centro termal. Un lugar propicio para descansar después de una ajetreada jornada de montaña.

CALDEA

Construido en 1994, su estructura ya te indica la gigantesca dimensión de este balneario.  Un moderno lugar que podemos tardar más de media hora en ver solo por fuera. Lo que hay dentro ya es todo un paraíso. Si bien es cierto que ante tal dimensión y el gran número de escaleras que hay, al principio en lugar de relajarte incluso te estresas.

Está dividido en dos partes. La primera de ellas es el recorrido Termo lúdico. Aquí tenemos dos opciones. O coger un recorrido de tres horas o el de todo el día. Todo según las prisas que llevemos, aunque a un sitio así, mejor venir sin ninguna. Una vez aquí, todo tipo de tratamientos. Masajes, saunas, piscinas, jacuzzi, todo tipo de tratamientos…un paraíso.

Del agua cabe destacar dos cosas. La primera de todas es que hay tal diversidad de chorros, que hay uno específico para cada parte del cuerpo. La segunda es la belleza de las mismas. Cuenta con una piscina exterior que comunica con la interior. Tiene su propio agua y podemos bañarnos incluso si está nevando. La calidez de esta agua mezclada con el frío exterior provoca que se cree un vapor de agua muy bonito de ver, siendo esta imagen uno de sus principales atractivos debido a que es algo que solo ocurre en este centro termal. Además es una experiencia bañarte en agua caliente mientras te están cayendo copos de nieve.

La otra zona es el Centro Wellness. Aquí podemos encontrarnos restaurantes,  ver espectáculos y  un centro fitness para hacer actividades como spinning, aerobic, body pump o simplemente coger una bici y pedalear o hacer pesas.

Caldea también destaca por su higiene. Y es que antes de pasar por las aguas termales tienes que limpiarte todas las partes del cuerpo. Además, sin enterarte. Es un recorrido inicial en el que, cuando te quieres dar cuerpo, te has lavado por completo.

El único pero del balneario de Caldea es que no hay un hotel. Aunque también hay que decir que se trata de una estrategia turística de la zona, ya que si visitas el balneario, estás prácticamente obligado a dormir en otro centro hotelero de Caldea, beneficiando así a la economía del lugar.

Las ciudades del descanso

Cuando decidimos ir a un balneario o un spa miramos siempre la mejor oferta posible en la relación calidad-precio.  En muchas ocasiones, el buscar lo más barato o, incluso, lo más conocido hace que nos precipitemos en nuestra elección.

Más allá de los grandes balnearios de los que disponemos en España y que podemos ver también en Europa, lo cierto es que existen ciudades que parecen preparadas únicamente para esto. Por ello, os vamos a ofrecer las cinco mejores ciudades-balneario del mundo.

1.       Bath

bath-banos-termales

En Inglaterra encontramos una de las grandes maravillas del mundo. Esta ciudad de 80.000 habitantes y declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco es un lugar de obligada visita se viajas al Reino Unido. Aquí encontramos una Abadía del siglo XV, el Royal Crescent y, sobre todo, las mejores termas romanas del mundo. Ya disfrutadas por los romanos, en sus increíbles instalaciones encontramos los únicos manantiales naturales de agua caliente de las Islas. Con vistas a la Abadía, sus aguas tienen grandes propiedades curativas.

 2.       Karlovi Vary

karlovy vary

La belleza transformada en balneario. Es el segundo lugar más visitado de la República Checa. Un total de 13 fuentes termales minerales cuyas propiedades benefician, especialmente, a los aparatos digestivo y locomotor. Es una ciudad creada para esto. Surgió en el siglo XIV con motivo de un descubrimiento del emperador Carlos IV. Se tomó el ejemplo de Bath y se convirtió en una ciudad-balneario. Es, sin duda, uno de los mayores paraísos de esta zona de Europa

3.       Vichy

vichy

En nuestro país vecino encontramos a la, probablemente, ciudad-balneario más mediática debido a la promoción y la publicidad que se hace de la misma, aunque está un nivel por debajo de las anteriores. Sus fuentes minerales y su agua, la cual también se puede consumir, hacen que esta ciudad haya dado un giro al conocimiento del mundo sobre ella. Y es que era conocida por ser la capital francesa durante la II Guerra Mundial, dato que muy pocos recuerdan ya, gracias a su maravilloso recurso natural, el agua.

4.       Spa

spa belgica

Conocida por su famoso circuito de Fórmula 1, es la ciudad de las aguas de Bélgica. Por sus termas han pasado los personajes más importantes de la Europa del siglo XIX. Un hecho que podemos apreciar en las pinturas del famoso Antoine Fontaine, que retrató a los 96 personajes más famosos que pasaron por aquí.

 5.       Orense

termas orense

 No podíamos hablar de ciudades-balneario importantes y no nombrar a la mayor visitada de nuestro país. Las propiedades de sus aguas son infinitas y pasar un verano en sus aguas termales es misión imposible, prácticamente. Un auténtico paraíso en tierras gallegas cuya belleza está siendo fundamental a la hora de conservar el turismo en esta región en un momento tan complicado como el actual.

 

Griñón, paraíso del descanso

Si hay un centro termal famoso en toda la Comunidad de Madrid, es el del municipio de Griñón. Se trata del balneario más grande de toda la región y uno de los mejor dotados del país.

Su recorrido de 3.200 metros cuadrados nos permite una total relajación, siendo, sin duda, uno de los balnearios más completos por la gran cantidad de programas y tratamientos a los que acogernos y actividades que realizar.

thermas

Entre los tratamientos encontramos de todo tipo. Desde los faciales a los corporales, pasando por los de belleza. En los tratamientos faciales podremos realizarnos uno rejuvenecedor, otro para prevenir arrugas o para pieles deshidratadas. Dentro de los corporales, entre los más destacados, se encuentran la chocolaterapia, el geotermal, el remodelador  – anticelulítico o el tan famoso de miel dulce. Por su parte, los de belleza incluyen manicura, pedicura o tratamiento de perla para el resto o depuración facial entre sus tratamientos disponibles.

Tampoco podemos olvidarnos de los masajes. Es uno de los centros con mejores profesionales en este aspecto. Los tipos de masaje son los siguientes: parcial, que se realizará en una zona determinada del cuerpo, corporal, en todo el cuerpo, drenaje linfático corporal, con el cual se eliminarán los líquidos, craneal y podal, en la planta y el lateral del pie.

Respecto a las actividades, su variedad hace que nos sea imposible aburrirnos. Aquí podemos realizar ejercicios relajantes en la clase de meditación y de rehabilitación, que incluye actividades como pilates o aquarelax, hacer un entrenamiento personal o mover más el esqueleto con deportes como como el aerobic, step o gap. También dispone de gimnasio. Para los más bailarines, entre las opciones también se encuentran dance, si deseas mover el cuerpo, o bailes de salón, para aquellos que prefieren agarrarse a su pareja.

A esto hay que unirle la multitud de servicios que ofrece como su piscina, los baños termales, chorros, circuito de duchas, termas romanas o cascada de nieve. En definitiva, una forma divertida de relajarse.

Descansa sin descanso

Las ofertas navideñas de los balnearios para regalar han sido uno de los presentes más solicitados a los Reyes Magos. Una vez finalizadas estas fechas, los centros termales obtendrán la recompensa a estos esfuerzos viendo que sus establecimientos se llenan día a día gracias a estos regalos.

Además, son muchos los que desean darse este capricho una vez terminadas las Navidades debido al ajetreo de regalos y comidas que nos traen estas fiestas, por lo que las fechas que se aproximan son ideales para disfrutar de estos regalos.

Eso sí, se acaba una época preciosa para regalar relajación en un balneario y llegan otras. Los centros termales ya se han puesto manos a la obra y han lanzado sus ofertas para el próximo día señalado en el calendario, el 14 de febrero, San Valentín.

Y es que el día de los enamorados ha pasado a ser una de las fechas claves para los balnearios. Son muchas las parejas que aprovechan este día amoroso para relajarse juntos y después tener una cena romántica. Ambas cosas son ofrecidas en los balnearios, lo que provoca el aumento de la demanda para este día. Día en el que hay centros a los que es la oferta la que se le queda pequeña ante tanta petición.

san valentin

Fuente: masculino.es

Un ejemplo de ello es el Palacio de las Salinas. Por menos de 180 euros podemos disfrutar de dos días y una noche y varios servicios. Entre ellos se encuentran el alojamiento, desayuno buffet, cena romántica, balneario nocturno, cava y fresas con chocolate en la habitación. No es la única oferta ya que hay otras que llegan hasta a los 350 euros que incluyen más noches e incluso masajes.

Otro famoso centro termal, el del Valle del Jerte, lanza sus particulares flechazos que pueden ser de uno o dos días. Con ellos disfrutaremos de la tranquilidad de sus aguas, la suavidad de sus masajes y el romanticismo de una cena especial con tu pareja.

Por tanto, no te canses de regalar relajación, descansa sin descanso y acaba con el estrés.